El 2020 será por siempre recordado como el año de crisis. El año de la pandemia, y todas las tragedias que se han vivido durante estos meses. Por fortuna, estamos cerca de terminarlo y con esto nos llega un sentimiento de gran respiro, ya se puede ver la luz a lo lejos del túnel. Aunque la vacuna está por llegar a México, todavía quedan meses de resistencia. Estamos al parecer, en la bajada de la montaña rusa, el alto más alto parece que lo hemos pasado y ahora solo nos queda la bajada.

Aunque la bajada signifique varios meses antes de poder tocar tierra, si se puede percibir la sensación de que está por terminar, así como este año. Por lo que es buen momento para recapitular ciclos y etapas que hemos vivido este 2020.

El resumen del año es agridulce, con muchas bajas y muchas otras por subir. Como bien sabemos lo que vestimos es un reflejo de lo que somos, de la sociedad en la que vivimos, de las situaciones y circunstancias que estamos viviendo, nos da un contexto a través de la historia. Y me pregunté, si los años 70 son conocidos por los pantalones acampanados, movimientos feministas y hippies; los comienzos del 2000 sabemos que fueron de toreros y mini faldas de mezclilla, y el comienzo de la era digital, entonces ¿el año 2020 por qué tipo de prendas sería recordada?

Este año con sus altos y bajos, la moda no se quedó atrás, incluso la pandemia aceleró en muchas formas la manera de consumir moda y de cómo se nos presenta. Así que aunque haya sido un “año lento” la moda creció y sigue creciendo rápido.

Lyst, la plataforma de moda que analiza y comparte reportes referentes a la moda, realizo un análisis sobre el consumo de moda estos últimos meses. “Este es el año en el que nos quedamos en casa, el año que nos volvimos más fuertes y a la vez más suaves y ligeros, el año que tomamos distancia pero que nos acercamos más”.

Según estadísticas y búsquedas globales, recapitulemos el 2020 a través de la ropa, ¿estás conmigo?

MARZO

Cuando comenzó el caos. Muchos ya nos habíamos ido a casa, mientras otros todavía no. Comenzamos con la novedad de disfrutar estar en casa y nuestras búsquedas y compras lo dicen por nosotrxs. Los bralettes y los sports bras fueron de las categorías dentro de ropa interior y loungewear con mayor aumento del 40% y 45% en las búsquedas mes por mes a partir de Marzo.

ABRIL

El mes de la cuarentena oficial. En estas fechas, se hizo la transición total de ropa casual a ropa más cómoda, debido a que la mayoría nos quedamos en casa todo el tiempo. Según la plataforma de moda Lyst, las búsquedas globales por joggers creció 123% comparado al mismo mes que en el 2019, mientras que los leggings subieron un 48% más y los pants y conjuntos de pants un 104% mes a mes.

MAYO

Por comenzar el verano, y algunos de nosotros ya sintiendo el encierro, las búsquedas de ropa interior sexy aumentaron con más de 60 mil vistas desde últimos de Marzo hasta principios de Junio.

JUNIO

En verano empezamos a ejercitarnos. Must-haves para el calor como bikers, shorts, tenis y ropa para correr, tuvieron entre el  33% y 43% de aumento, alargándose hasta el otoño.

SEPTIEMBRE

En este mes nos volvimos más conscientes. La búsqueda de “vintage fashion” generó más de 35 mil búsquedas por mes, mientras que las palabras claves como prendas de segunda mano aumentaron un 104%.

Por otro lado, en el país, la situación fue similar. Mercado Libre lanzó un reporte basado en los comportamientos de compra real de sus consumidores. En el pdf Ecommerce, evolución en los hábitos del consumidor, señalan los hábitos, el desarrollo y el consumo online según sus estadísticas.

Como bien sabemos las compras en línea aumentaron exponencialmente por la pandemia. Donde señalan que los nuevos compradores ingresaron a las categorías de ropa, bolsos y calzado con el 11% el porcentaje más alto y con el 6% para belleza y cuidado personal.

Aseguran que en México las categorías que más aumentaron durante Febrero a Mayo del 2020 fueron cuidado facial, belleza y cuidado personal, bandas de resistencia entre otras como juegos de mesa, juegos de video, limpiadores, desinfectantes y cerveza, claramente refleja el momento actual de lo que se estaba viviendo en el país.

En resumen, la ropa deportiva y cómoda, los tenis y los productos para cuidado de la piel han sido de los best sellers durante el año, según las estadísticas mostradas debido al Covid-19 y lo que nos condicionó.

De la misma manera, según una encuesta que tome entre mis conocidos, lo que más han utilizado ha sido, pijamas, joggers, sandalias, tshirts, leggings, pants y shorts. O sea que podríamos decir que ha sido el año del break. Break de nuestra ropa casual y formal, break de correr por la vida y desacelerar. Break para regresar a nuestros básicos y agarrar fuerza para comenzar el siguiente año con todo.

Seguramente este 2021 estaremos más que listxs para vestirnos como nos gusta, -aunque no quiere decir que vestir cómodos y estar pijamas todo el día no nos guste-, es seguro que extrañamos socializar y lo que la ropa representa en nosotros en estas situaciones, como los vestidos, la ropa colorida y brillante, estampados y demás.

Por mi parte espero un mejor año para todos, estoy lista para crear un guardarropa que mezcle ambos mundos, porque la vida es un balance, y mi ropa debería decir lo mismo. Ni muy rápido, ni muy despacio, y que claro, dentro de las circunstancias sea posible. La prenda que representa mi 2020 creo que serían los bikers. Dime ¿qué prenda te identifica más a ti este año?

Redacción exclusiva en colaboración para la revista digital de moda NOISE MAG.