Hace unas cuantas semanas atrás, recibí una noticia que cambio el camino de mi proyecto y mi marca, y sinceramente me cayó como balde de agua fría.

El tratar de iniciar un negocio, conlleva mucho esfuerzo, dedicación, inversión e ilusión. Hacerte de una marca para darte a conocer es primordial, y por eso nació “Sirena Azul”, un proyecto que honestamente llevaba trabajando en el desde años atrás.

Sirena Azul, lamentablemente se vio desmoronada al momento de intentar hacer el proceso de registro de marca, ya que este nombre ya existe para un negocio de calzado en México. (me habían comentado de esto, pero decidí arriesgarme, ya que no debía haber mucho problema).

Por lo que me vi obligada a reestructurar planes y organizar desde 0 lo poco que había construido como marca. Decidí tomar unos días para meditar y pensar bien, cual sería mi siguiente paso. Hacía donde me iba encaminar como diseñadora y marca.

Después de unos cuantos días de hacer corajes, decidí reiniciar mis actividades para por fin adaptar mi nombre como marca.

Melissa Jáuregui es el mismo proyecto, misma visión y misión, el mismo sueño y las mismas ganas, simplemente más personal.

P.D. Mi página de Facebook “Sirena Azul” va desaparecer para crear “Melissa Jáuregui Swim” ya que la plataforma no deja cambiar de usuario. (Una disculpa de antemano cuando les llegue la solicitud de dar “me gusta” otra vez).

Vamos por más.

Gracias por el constante apoyo,