Un día común, estaba haciendo limpia en mi estudio (trato de hacerlo seguido), está vez tocó telas, material de costura y envolturas, algo que me encanta coleccionar.

Desde que tengo memoria, la envoltura de regalos es para mí una parte esencial del regalo en sí. Una envoltura bonita requiere tiempo y claro, mucho material. Es decir que atesoro, (y digo atesoro porque como creativa siento que es muy importante esta parte de dar y que ese dar sea “bonito”.) miles de listones, papeles, moños, bolsas, y todo tipo de “crafts” para crear envolturas lindas y demás.

Me puedo pasar horas y horas en tiendas como Fantasías Miguel, Nuevo Mundo, Michael’s, si hablamos de Laredo, etc. Dicho esto, una limpia en mi estudio significa todo un ritual para saber con que quedarme y que desechar. Me di cuenta que, como muchos, tiendo a guardar cosas y materiales, los dejó en el olvido y continúo consumiendo estos mismos.

Ahora bien, decidí desde hace meses detener el consumo de plásticos, papeles y cartones (en lo más que puedo). Entonces, ¿qué hacer con todos estos materiales bonitos? Y pensé, ¿porqué no reutilizar lo que ya tengo?

Además de que Navidad se acerca, y como buenos consumistas que somos, es la época en la que más gastamos en regalos, y por ende en envolturas. Esto quiere decir que, producimos desperdicio de papel de envoltura, moños y bolsas de plástico, bolsas de cartones, entre otros materiales, para que al final terminen en el basurero.

¿Te has puesto a pensar cuanto tarda un niño en desenvolver un regalo? ¡Es cuestión de segundos! Y definitivamente no es lo que le interesa a un niño, y a la mayoría de las personas.

Te quiero invitar a hacer conciencia sobre el consumo desmedido que todos alguna vez hemos sido responsables (o seguimos siendo), para este año reducir los materiales “desechables” que solamente contaminan más al planeta.

Es por esto que, tomando un poco de conciencia sobre mi obsesión con la envoltura de regalos, decidí reciclar mis materiales de costura y crafts para convertirlos en envoltura “sustentable”. Creé una línea de bolsas reciclables para utilizarlas como bolsas de regalo, incluso como un mismo regalo o detalle.

No solo vas a ayudar al planeta a producir menos desperdicio, sino que las bolsas de tela son 100% reutilizables. Una vez que hayas sacado el regalo, la bolsa es en sí un segundo regalo, donde puedes guardar un sinfín de cosas. Así como utilizarlas de nuevo en la próxima Navidad. La verdad es que el uso es ilimitado.

Honestamente me encanta poder crear desde mi estudio, y que mejor que sea para un bien común. Puedo seguir siendo creativa, envolviendo regalos de una forma más consciente y “bonita”.

Si te interesa hacer un cambio en tú consumo, esta es tu oportunidad.